Democracia: una mirada consciente

Democracia: una mirada consciente

por Cátia Picanço Coelho

João Vicente

publicado en: nov. 2021

versión en Portugués

            A lo largo de la historia de la humanidad, el hombre ha buscado la forma de organizar la sociedad en la que vive, aunque al principio esto se hizo de forma inconsciente. La sociedad conoció diferentes formas de poder, como el feudalismo, las oligarquías, las monarquías, entre otros regímenes, hasta llegar a la forma en que vivimos actualmente, la Democracia, que tiene algunas variantes, como la democracia directa, donde los ciudadanos participan de los asuntos públicos sin representantes ni intermediarios; indirecta (representativa), en la cual el pueblo tiene la oportunidad de elegir a sus representantes políticos; y semidirecta (participativa), en la que el pueblo tiene el poder de participar en las decisiones políticas, a través de referendos, plebiscitos, etc.

            Otro tema que podemos percibir como un rasgo común durante los milenios de la vida humana en la sociedad, sea cual sea la forma de poder y organización, es la corrupção . Este tema ha estado presente en, prácticamente, todos los tipos de gobierno, sino en todos, a lo largo de la historia de la sociedad y lo que se puede decir, al menos en teoría, es que el hombre necesita cambiar constantemente, buscando siempre nuevos sistemas para organizar a la población, visto que no importa el sistema político vigente, no importa si el poder está centralizado o no, la corrupción es un mal que se propaga, siendo capaz de destruir el régimen político más puro.

            Como resultado, planteamos la siguiente pregunta para la reflexión y el análisis, que es el objeto del tema de nuestro artículo: ¿cómo es posible tener una mirada consciente a las formas de organización de la sociedad, especialmente considerando la democracia como una forma de gobierno? Y sin pretender dar una respuesta completa a la pregunta, vamos a proponer analizarla desde, por ejemplo, la lucha contra la corrupción.

            Actualmente tenemos un claro ejemplo de esto en Brasil, a través de la redacción y aprobación de una ley de iniciativa popular: la Ley de Ficha Limpia No. 135 de 2010, que hace inelegible a un candidato por ocho años cuyo mandato ha sido revocado o incluso si renuncia al mandato para evitar un juicio político o ser condenado.

          Cabe destacar en este escenario el Movimiento de Combate a la Corrupción Electoral - MCCE - que en 2012 fue uno de los encargados de recolectar firmas para poder remitir la Ley de Ficha Limpia al Congreso Nacional, y que aprovechando la oportunidad, formuló los dez mandamentos do voto consciente, entre los que podemos citar el segundo, en el que se puede ver la necesidad de tener un conocimiento claro de un candidato en particular para poder tener una “mirada consciente” en el momento de la votación: “ No es suficiente que los candidatos tengan un "historial limpio". Es necesario conocer las intenciones y propósitos de cada candidato: ¿quién financia su campaña? ¿A quién va a representar realmente? Busque información. Exígele una vida digna, de la misma manera que buscas llevar tu vida”.

           Sólo así podrá ejercer un voto consciente, haciendo valer su papel de ciudadano.

           Una herramienta importante en la actualidad, que puede contribuir al proceso de politización de la población y la lucha contra la corrupción, ayudando a la ciudadanía a tomar sus decisiones de forma consciente, es a través de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, como internet, a través de lo que convencionalmente se llama de ciberdemocracia, o democracia electrónica, digital o virtual.

           ¿Cómo puede contribuir Internet a una mirada consciente a la democracia?

           Actualmente, las nuevas tecnologías, especialmente Internet, están demostrando ser una herramienta importante para que los ciudadanos pongan en práctica su participación en la vida política. Es a través de ella que uno puede pensar y tomar una posición sobre su satisfacción en relación con el sistema político.

            Al hablar de tecnologías de la información y la comunicación, también hay que destacar el papel de los medios de comunicación en este escenario y cómo los medios son utilizados como estrategia de marketing por parte de los candidatos para "vender su buena imagen", dando lugar al rol contrario al que, en lugar de informar, se transforma en herramienta de manipulación, transmitiendo información de acuerdo a los intereses de grupos y alianzas políticas. Sin embargo, para participar en discusiones y decisiones políticas, es necesario tener información correcta sobre lo que se pretende discutir y, en el futuro, tomar decisiones. Así, “como no hay respeto al derecho a la información, no hay forma de respetar el derecho a la verdadera participación política” (CHAUI, 2010, p. 249 – traducción nuestra).

           Así utilizada, la publicidad pretende moverse ofreciendo un producto fantasioso, de tal forma que a los ciudadanos les resultará difícil buscar la información veraz que permita ver claramente la vida de los candidatos.

            Además, la unión entre los medios de comunicación e internet cambia la forma en que se difunde la información, a una velocidad antes inimaginable, haciendo que internet tenga dos caras: puede servir como un arma eficiente para que los votantes tengan información para evitar ser engañados con discursos políticos, pero también puede servir como instrumento de desinformación por parte de los propios políticos. En cualquier caso, los nuevos espacios en Internet permiten a la ciudadanía competir en igualdad de condiciones, a pesar de la representatividad, de la vida política. De esta manera, se puede dialogar con el Estado, imponiendo su visión e ideas sobre los asuntos públicos. A través de los sitios web, los ciudadanos pueden monitorear las actividades parlamentarias en Internet, acceder a los diferentes portales de transparencia, siguiendo el gasto público e incluso utilizar Internet como herramienta de información sobre la vida pública de los candidatos o si hay coherencia en sus propuestas.

            Finalmente, queremos destacar, a partir de la afirmación de Aranha y Martins (2003 – traducción nuestra), que la mirada consciente conduce al fortalecimiento de la democracia con la “politización de las personas, que deben dejar el hábito (¿o la adicción?), de la ciudadanía pasiva, del individualismo, para hacerse más partícipes y conscientes de los asuntos públicos” y convertirse así en ciudadanos reflexivos, capaces de imponerse y tomar posición.

            Por eso, buscamos distribuir el poder de decisión en los asuntos públicos de una manera realmente equitativa. Porque, a pesar de vivir en una democracia representativa, el poder está en manos de unos pocos, y estos, que deberían representar las aspiraciones de la población, satisfacen los deseos de pequeños grupos. Es necesario difundir el deseo por el desarrollo de la conciencia política en cada ciudadano, que es una alternativa para salir del escenario actual, utilizando herramientas poderosas como internet, capaces de hacer oír la voz más lejana, llegando así, lo más cerca posible, a lo que se conoce como democracia, en la que el poder de decisión está realmente en manos del pueblo.

 

Referências Bibliográficas

ARANHA, Maria Lúcia de Arruda; MARTINS, Maria Helena Pires. Filosofando: introdução à filosofia. 3. ed. São Paulo: Moderna, 2003.

CHAUI, Marilena. Convite à filosofia. São Paulo: Ática, 2010.

 

Ciencia Política → Democracia Democracia: una mirada consciente